curador de contenidos

¿Qué  sugerencias me puedes dar para iniciarme en la Curación de Contenidos?


La Curación de Contenidos  puede parecer simple, pero si no sigues  algunas orientaciones básicas, se te hará cuesta arriba destacar como curador de contenidos.

El contenido es la moneda de curso legal en los medios sociales, pero eso no significa, necesariamente, que la carga de su creación desde cero recaiga sobre ti.

Lo importante aquí es que hay un tesoro casi ilimitado de contenidos  que todavía está a la espera de ser buscado, descubierto y reutilizado.

He estado escribiendo sobre la curación de contenidos durante tiempo,

por lo que quería aprovechar la oportunidad ahora, para darte algunas pautas que seguro te ayudarán  a acelerar el proceso de convertirte en un experto curador de contenidos.

#1. Siempre mantén el foco en tu público objetivo, en nuestro caso, los estudiantes


El resto de recomendaciones  en esta lista no te servirán de mucho si no atiendes esta primera.

Debes tener bien claro quiénes conforman tu audiencia y cuáles son sus intereses principales

Por audiencia se entiende aquí: estudiantes, colegas docentes, investigadores, lectores (en un ámbito más académico),

O  público objetivo, clientes internos y externos (en un contexto más general)

El impacto que tengan tus contenidos curados dependerá  en gran medida de cómo involucras a tu audiencia  y cómo ella responde a lo que publicas.

Rellenar  tus publicaciones con contenidos acerca de los cuales tu audiencia no tiene interés, claramente no te hará un mejor curador de contenidos

Quieres atraer la atención de tus estudiantes, ¿verdad?

Asegúrate de identificar lo que es relevante, interesante, estimulante y que evoca emociones en ellos.

Proporciona contenido que les importe.

Una vez que hayas ganado su confianza y despertado su curiosidad, verás aumentar las visitas a tu blog o  a tus perfiles en redes sociales.

#2. Mantén un balance entre cantidad y calidad de tus publicaciones


La cantidad y la calidad siempre deben ir de la mano, una no debería predominar sobre la otra.

Tu audiencia tampoco quiere que una eclipse a la otra.

El compartir un gran volumen de contenidos curados que sean de baja calidad,

no te va a ayudar a atraer la atención de un público bastante sobrecargado de información

Al mismo tiempo, la publicación de contenidos curados de alta calidad pero con baja frecuencia de publicación, tampoco ayuda a que destaques como curador de contenidos

Lo puedes ver en el siguiente gráfico

Curador de contenidos - Frecuencia de publicación

No tengas miedo de publicar contenidos curados tres o cuatro veces por semana o más.

Puedes automatizar este proceso  poniendo en cola tus publicaciones con herramientas como Buffer

Pero ten en cuenta que algunos contenidos pueden ser sensibles al tiempo, y por tanto deben ser publicados de inmediato.

Asegurarte de que tu contenido sea de alta calidad puede consumir una porción importante de tu tiempo.

Desarrolla un proceso sistemático que sea cómodo para ti y aumente la frecuencia de tus publicaciones

Como curador de contenidos pronto verás los frutos de este esfuerzo

#3. Si quieres ser un buen curador de contenidos, siempre debes retitular lo que compartes


No compartas artículos en tus redes sociales tal cual y como te llegan, si lo haces así, no estarías haciendo curación sino agregación de contenidos

Cambiar el título es uno de los requisitos mínimos de la curaduría

El juego de titulares todavía no ha concluido

El título de tu contenido curado puede hacer la diferencia en el éxito de tu trabajo.

Perfecciona tu habilidad y creatividad para formular titulares que sean atractivos, interesantes y cautivadores, por decir lo menos.

Hacer esto te ayudará a asegurar altos índices de clics.

Aquí te dejo un recordatorio

 

Retitular los contenidos

Retitular los contenidos

#4. Haz que los autores originales de los contenidos que curas se sientan orgullosos


No te olvides de dar crédito donde sea debido.

Lo más importante es hacer justicia al trabajo del autor original de artículo

Intenta impresionar a los creadores del material curado.

Esto, probablemente, los haría compartir tu trabajo con sus propios seguidores, quienes a la larga también te seguirán.

Puedes enviar una nota de agradecimiento a los autores o mencionarlos en tu material curado.

No olvides incluir un enlace al artículo original.

Copiar y publicar la totalidad de un material, es algo que nunca debería hacerse si estamos hablando de curaduría

#5. Encuentra piezas raras de contenido y compártelas


Seguir las tendencias puede ser un buen curso de acción cuando estés intentando aportar ideas para la creación de tu contenido.

Esta es una forma inteligente de visibilizar tu marca hacia un nuevo público objetivo.

Esto puede sonar fácil, pero todavía tienes que pensar fuera de la caja.

Muchos curadores de contenidos están haciendo esto hoy en día.

Tienes que hacer algo que sea exclusivo para diferenciarte de los demás.

¿Cómo haces eso?

Encuentra las perlas en el fondo del océano.

Hay una gran cantidad de contenido valioso que la mayoría de las personas, simplemente, no ha visto debido a la democratización de la información.

Sé el primero en descubrirlos y compartirlos.

Aquí es donde tu fuente RSS personalizada es útil.

Las alertas RSS llegan en tiempo real a tu bandeja de entrada

Herramientas como Feedly es sólo una de las más útiles para esta práctica.

Siempre ten en cuenta el tipo de contenidos  que será beneficioso para tu temática y para tu público. ¡Dale prioridad!

#6. Crea contenidos curados que se puedan utilizar en varias plataformas


La gente hoy en día utiliza con frecuencia diferentes plataformas de medios sociales.

Tenlo en cuenta al crear tus contenidos curados.

Asegúrate de incluir en tu plan las plataformas que utilizarás para difundir tus contenidos.

Identifica dónde se encuentra tu público objetivo.

Si les gusta quedarse en YouTube, crea vídeos para ellos.

Pero también ten en cuenta que tu vídeo también se puede compartir y publicar en Facebook.

Lo mismo se puede decir del contenido relacionado con imágenes que puedes publicar en Instagram, Pinterest y Twitter.

Crear contenido con el propósito de compartirlo en múltiples plataformas, es una forma más rápida de aumentar el alcance

Curar una vez – usar en todas partes.

#7. Trabaja en equipo


La curación del contenido puede ser más divertida y efectiva si tienes un  equipo que  esté involucrado en todo el proceso.

Esta es una actividad social.

Con más personas implicadas, la velocidad y la eficiencia de todo el proceso también aumentarán exponencialmente.

Otro beneficio es que producirá miembros del equipo, que se actualizan constantemente con  la información relevante para su trabajo.

Con el tiempo, la calidad del trabajo de tu equipo también mejorará, una situación de ganar-ganar de hecho.

#8. Como buen curador de contenidos, debes aprender a manejar el análisis y las métricas


Todos tus esfuerzos de marketing de contenidos  quedarán condenados, si no utilizas análisis  y métricas para verificar cómo han resultado tus esfuerzos.

Esto también se puede decir de la curación de contenidos.

Puedes ver cuál de tu contenido es mejor recibido que otros, midiendo y analizando los números y luego optimizando por temática y fuente.

Lo creas o no, el 40 por ciento de las personas que realizan curación no miden qué tan bien se desempeñan.

¡No hagas tú lo mismo!

#9.  Crea una base de datos personal con tus fuentes de información favoritas


La recopilación de datos a partir de una variedad de fuentes puede acelerar todo el proceso de curaduría

Puedes recurrir a ésta base de datos cada vez que lo necesites, lo que sin duda puede ahorrar mucho tiempo

Aquí hay algunos de los tipos de contenidos que es muy importante recopilar:

  • URL de todas las personas relacionadas con tu temática, como asociaciones profesionales, blogs, referentes en tu área, competidores y demás actores del ecosistema
  • Cuentas de redes sociales y blogs de los anteriores, pero asegúrate de elegir las que parezcan más activas y relevantes.
  • Boletines de noticias de tu elección que parecen ofrecer la información más valiosa
  • Listas de palabras clave a utilizar para alertas y notificaciones web.
  • RSS Feeds

Determina qué tipo de material puedes necesitar en tu curación y luego has una lista de las fuentes donde puedes  profundizar para encontrar dicho contenido.

Recuerde que una base de datos bien organizada puede ayudar a optimizar todo el proceso de curación de contenidos.

#10. Mantén actualizada tu caja de herramientas para el trabajo como curador de contenidos


La curación del contenido no es un paseo por el parque.

Todo el proceso definitivamente puede comer mucho de su valioso tiempo.

Afortunadamente, hay toneladas de herramientas de curación de contenido que los curadores de contenidos pueden utilizar a su propia disposición.

Estas herramientas se clasifican de acuerdo con su uso durante todo el proceso de curación del contenido.

Los profesionales de marketing y curadores, pueden ahorrar mucho tiempo una vez que aprenden y decidan cuáles de las herramientas se ajustan a sus necesidades y prácticas de curación.

Una vez que decidas utilizar estas herramientas, se recomienda asegurarse de que funcionen con precisión y confiabilidad.

Aquí hay una lista de algunas de las mejores herramientas de curación de contenido que personalmente recomiendo:

Feedly,  agrega tus fuentes RSS para ayudarte a curar el contenido de manera más eficiente.

Wakelet, una excelente manera de no sólo curar el contenidos, sino también de contar una historia alrededor de un tema central

Paper.li,  un enfoque centrado en Twitter para encontrar y proporcionar contenidos para curar.

List.ly,  la herramienta de curación de contenidos basada en listas definitivas.

Scoop.it, una gran herramienta que te ayuda desde la curación hasta la publicación.

Pocket, cuando no tenga tiempo para examinar el contenido que curaste, simplemente, guárdelo en Pocket para leer más tarde

 

Puede que te interese también darle un vistazo a los siguientes artículos:

Curador de Contenidos: 10 + 1 herramientas que debes conocer

10 tareas imprescindibles del curador de contenidos

Resumiendo…


Si tienes poco tiempo para leer, a continuación te dejo un vídeo resumen del artículo

 

 

La curación de contenidos funciona como un gran imán, ya que te permite recopilar una gran cantidad de información,

y luego atrae a los lectores hacia tus publicaciones, que eventualmente se convierten en suscriptores de tu blog.

A medida que recopiles y compartas regularmente, tu influencia como curador de contenidos, tu red contactos y  seguidores también crecerán.

Estas son por ahora mis  mejores recomendaciones para que te conviertas en poco tiempo en un docente curador

¿Estás de acuerdo con la lista? ¿Algo que falta?

Por favor, comparta sus pensamientos en la sección de comentarios

Estaré pendiente para leerlos

¡Ah! antes que se me olvide, por favor déjame tu calificación para éste artículo haciendo clic en el número de estrellas (⭐⭐⭐⭐⭐) que consideres se merece

 

 

1 vote
Summary
10 ideas para convertirte en un experto Curador de Contenidos
Article Name
10 ideas para convertirte en un experto Curador de Contenidos
Description
Para que tengas éxito como Curador de Contenidos, en el artículo te presentamos 10 recomendaciones que llevarán tu Curación de Contenidos al siguiente nivel
Author
Publisher Name
Docente Curador

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>